10 habilidades de mamá para el éxito profesional

Alejandra Cardona

Tagged: , , , , , , , , ,

La periodista Katherine Ellison escribió el libro “Inteligencia Maternal”, el cual recopila extensas entrevistas y estudios científicos que explican los cambios en las estructuras cerebrales de la mujer al pasar por el embarazo y convertirse en madre. De ahí extraje algunas habilidades señaladas por la autora como ventajas competitivas en el campo laboral y de los negocios, agregando algunas experiencias propias y aprendizaje en otros libros.

1. CAPACIDAD DE COORDINAR VARIAS TAREAS BAJO PRESIÓN: Puede que tu jefe aparezca por la mañana y te pida un reporte para el final del día, pero tu hijo aparecerá a los cinco minutos de sentarte frente a la computadora para preguntarte: “¿Ya vas a terminar?  Ser mamá te obliga a ser eficiente en el trabajo, cada segundo cuenta porque probablemente solo tengas una hora para las próximas tareas urgentes: hacer tareas con tu hijo, bañarlo y preparar la cena.

2. FORMALIDAD: Esto se traduce en compromiso y responsabilidad. Una madre necesita mantener sus ingresos, ya sea para comprar la leche o para salir con sus hijos e ir de paseo. Mamá sabe que necesita el trabajo y cumplir con excelencia y formalidad es parte del trato.

3. DOTES DE LIDERAZGO: De acuerdo con Ellison, un estudio realizado por Wellesley College demostró que 20 por ciento de las mujeres entrevistadas consideraba la maternidad como un campo de entrenamiento sobre liderazgo. Precisamente, una de las características del liderazgo es el servicio, y vaya si las mamás no estamos dispuestas a escuchar, alimentar, vestir, corregir, cuidar y servir a los hijos en cualquier momento, incluso posponiendo nuestras propias necesidades.

4. CUIDAR DE LOS DEMÁS: La palabra clave es empatía. Tener hijos nos sensibiliza, lo que nos permite ver más allá de las conductas o acciones que muchas veces juzgamos duramente.  A un bebé no se le acusa porque llora, sabemos que es necesario interpretar y comprender su conducta para ayudarlo a sentirse mejor y que vuelva la paz.

5. CREAR UNA SENSACIÓN ILUSORIA DE CONTROL: En realidad esta es una técnica que funciona muy bien en casa y el trabajo, consiste en permitir a la persona elegir entre dos opciones que no incluyen la que no queremos. Por ejemplo, puedes decirle a tu hijo que escoja una manzana o un cóctel de frutas para el postre, pero no existe la opción de una galleta de chocolate. En el trabajo, el ejecutivo puede elegir una meta de ventas de 100 unidades de Q50, o bien la meta de 50 unidades de Q100, pero no es aceptable menos de eso.

6. POTENCIAR LAS CUALIDADES DE LOS DEMÁS: “Mi talento es dibujar mariposas” dijo mi hija en una ocasión, y ciertamente la observo hacer con dedicación ese tipo de dibujos. Eso me permite valorar la habilidad de los demás para hablar ante un micrófono, hacer diseños, tomar fotografías, preparar una exquisita comida o cortar la gramilla. Para algunas personas, todas esas actividades son simples y las hacen con excelencia.

7. CUMPLIR CON LAS OBLIGACIONES DIARIAS CON EL MENOR DESGASTE: Esto es más fácil si te gusta tu trabajo porque se convierte en un escape de la rutina de la casa. Lo mismo sucede si disfrutas a tus hijos, los momentos que estás con ellos son especiales y te liberan del estrés del trabajo. La clave es que no gastes toda tu energía solo en casa o en la oficina, siempre tienes algo en reserva.

8. INTELIGENCIA EMOCIONAL: El término bastante difundido por Daniel Goleman, se explica en el libro “Inteligencia Maternal” al mencionar estudios que han comprobado que las personas con este tipo de inteligencia tienen de 85 a 127 por ciento de probabilidad de un ascenso. Incluso, una consultora internacional demostró que los socios con puntuaciones más altas en pruebas de inteligencia emocional, facturaron 1,2 millones de dólares más que el resto.

9. SER FLEXIBLE Y ENCONTRAR SOLUCIONES: Katherine Ellison se refiere a una entrevista con Madeleine Albright, ex Secretaria de Estado de Estados Unidos, quien dijo que “con frecuencia su trabajo le recordaba los momentos en los que sus hijos discutían sin parar, incapaces de ponerse en la postura del otro. Pero la experiencia le enseñó a poner fin a las disputas entre hermanos ‘intentando que el uno entendiese por qué el otro tenía tanto interés por un determinado juguete. Porque la solución pasa, en gran medida por respetar al otro’”. De hecho, la recomendación actual en temas de gestión es que al negociar todo  mundo salga ganando, lo mismo que intenta hacer una madre con sus hijos.

10. TENER FE: Las madres no podríamos alejarnos de nuestros hijos ni un segundo si supiera que de nosotros depende todo su bienestar. Pero cuando les hemos dado buen ejemplo y confiamos en que Dios cuidará de ellos, lo más probable es que todo salga bien. Lo mismo sucede con el trabajo y los negocios, no necesitas acaparar las funciones de otros o tener todas las respuestas al negociar, tu fe para dejar que Dios te guíe (Salmo 27,10-14), puede ahorrarte dolores de cabeza.

Foto: unboxedthoughts.com

/ 278 Articles

Alejandra Cardona

Editora General de Atrévete

Leave a Comment

Your email address will never be published or shared and required fields are marked with an asterisk (*).

*

code