Razones para festejar el Día del Cariño

Alejandra Cardona

Tagged: , , , , ,

Los dos argumentos más comunes de quienes no celebran el 14 de febrero son: “todo se trata de una estrategia comercial” y “el cariño se demuestra todos los días”. Pero si vamos más allá del gasto y la apatía, encontraremos razones para disfrutar este día.

TÚ ERES ESPECIAL: Todas las personas contamos con alguien que siente cariño y admiración por nosotros. Si crees que tú no inspiras eso, observa con atención, seguramente encontrarás a alguien con quien valdría la pena simpatizar a partir de hoy. ¿Qué tal una vecina o compañero de trabajo? Un saludo y un ¡feliz Día del Cariño! pueden ser suficientes.

El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor”.                                                                                                                                                 1 Juan 4, 8.

AGRADECE: Pocas veces nos tomamos el tiempo para demostrar a alguien lo agradecidos que estamos por un favor reciente o la generosidad que tuvieron con nosotros años atrás. Éste es un buen día para una visita, una llamada, incluso un mensaje por WhatsApp para transmitir cariño.

SÉ HUMILDE: Este día también es perfecto para ponerte en contacto con aquel catedrático, jefe o líder que fue de inspiración en tu vida. Hay personas que nos marcan positivamente, nos motivan a seguir adelante, nos animan a usar nuestro talento, incluso sin habérselo propuesto, aun así les debes un “gracias”.

SÉ EJEMPLO: En estos días, muchos niños y niñas sufren de la separación de sus padres, bullying, soledad y temores, tú puedes hacer la diferencia y demostrarles que los adultos se acuerdan de detalles como una llamada con palabras amables, un helado o un chocolate (no tienes que gastar mucho, el gesto es lo más importante).

LA FAMILIA ES AMOR: Tal vez tu pareja, hijos o padres no te exijan un regalo por el Día del Cariño, pero serán los más agradecidos por un detalle hoy. Sorpréndelos diciéndoles “tendremos una noche especial” y rompan con la rutina. Pueden quedarse en casa, sentarse juntos a la mesa, comer algo que todos disfruten, recordar momentos divertidos y reír aunque vayan 30 minutos más tarde a la cama. Y si solo son dos, mejor vayan 30 minutos antes a la cama.

 

 

/ 278 Articles

Alejandra Cardona

Editora General de Atrévete

Leave a Comment

Your email address will never be published or shared and required fields are marked with an asterisk (*).

*

code