¡Afuera pereza!

Alejandra Cardona

Tagged: , , , , , , , , , , ,

Si todavía sientes que es fatiga empezar la semana laboral después de unas cortas vacaciones, te compartimos siete consejos para echar fuera la pereza:

1.Vive el presente. Para tomar decisiones correctas y rendir al máximo en este día es necesario que tengas todos los sentidos bien puestos en lo que haces. Un estudio de la Universidad de Navarra demostró que “la conciencia representa la actividad de toda la corteza cerebral”, es decir el involucramiento de todas las áreas de la estructura del cerebro. Pero si programas tu mente para quedarte recordando lo que hiciste en las vacaciones, no podrás ni siquiera comunicarte eficientemente con los demás.

2.Se agradecido y no te quejes. Cuando te acostumbras a ver las cosas buenas que hay en tu vida, en lugar de quejarte por las carencias, evitas automáticamente la frustración. Y no solo eso, una investigación realizada por los estadounidenses Emmons y McCullough demostró que las personas agradecidas (que realmente se toman el tiempo para reflexionar o anotar las cosas por las cuales se sienten dichosas) incrementan su determinación, atención, entusiasmo y energía.

3.Paso a paso, organízate y no te atormentes. Todos tenemos mucho que hacer al regresar de vacaciones, pero es necesario empezar poniendo orden. Los expertos en organización del tiempo recomiendan empezar por aquella tarea que tiene mayor prioridad en tu trabajo (puede significar el 80 por ciento de productividad) y que requiere estar concentrado un 20 ó 30 por ciento de la jornada laboral. No está de más recordarte que en ese momento te desconectes de las redes sociales, el correo electrónico, incluso el teléfono.

4.Piensa y habla positivo hasta influir en los demás. Si no piensas de forma positiva es imposible que de tu boca salgan palabras que animen, y viceversa. Joyce Meyer, reflexiona en su libro “Esta boca mía” que lo hablado afecta no solo nuestra propia vida sino también la de los demás, “las palabras son maravillosas cuando se utilizan de manera adecuada. Pueden edificar, alentar y dar confianza a quien las oye”. Y bien es cierto que “una palabra adecuada pronunciada en el momento correcto en realidad puede cambiar una vida”. Qué tal si en lugar de sumarte al montón y decir “lástima que no descansamos hoy”, te conviertes en agente de cambio y animas a los demás diciendo “qué bueno que todos regresamos bien de vacaciones y tenemos trabajo”.

5.Come energía y ejercítate. Aunque suene trillado, lo que llevas a tu organismo por medio de la boca determina en gran manera cómo te sientes. Si en tu dieta incluyes pescados, almendras, nueces, banano, té verde, huevos, frijol y soya, entre otros alimentos, te sentirás con más energía que si consumes comida chatarra. También es básico ingerir suficiente agua pura (ocho vasos diarios) para evitar síntomas de deshidratación como fatiga.

Y, de acuerdo con Diana Arias, de la Confederación Deportiva Autónoma de Guatemala, CDAG, es necesario realizar algún tipo de actividad física para estimular el sistema hormonal y liberar sustancias (endorfinas) que nos permitan sentirnos de buen ánimo, con autoestima y deseo de ser productivos.  

6.Encuentra motivación. No sé si lo has experimentado, pero algo tan simple como poner tu música favorita puede facilitarte la concentración y ayudarte a ser productivo. También puedes probar poniéndote un reto en el día o la semana, por ejemplo reducir el tiempo en que realizas una tarea, aprender algo nuevo en una reunión o romper tu propio récord en visitas a clientes.

7. Haz algo por los demás. Finalmente, algo que siempre funciona es salirse de su propio cascarón y ver la situación que atraviesan los demás. No se trata de sentir lástima por otros, sino de ser capaz de tener empatía y comprender que tu vida es útil más allá de que tengas que madrugar, soportar el tráfico y trabajar.

Y si no encuentras a quien ayudar, empieza por el prójimo en casa. Un estudio realizado por la Universidad de California en Los Ángeles, demostró que al ofrecer apoyo a la pareja, se activan las zonas de placer del cerebro, se reduce el estrés, incluso favorece la unión entre ambas personas.

Contra la pobreza

Finalmente, si nada de lo anterior te convence, tal vez reflexionar en estos proverbios te motive a sacar la pereza de tu vida, pues nadie quiere sufrir las consecuencias de la holgazanería:

“La pereza hace caer en profundo sueño, y el alma negligente padecerá hambre”,Proverbios 19, 15.

“Por la pereza se cae la techumbre, y por la flojedad de las manos se llueve la casa”, Eclesiastés 10, 18.

“El alma perezosa desea, y nada alcanza; mas el alma de los diligentes será prosperada”, Proverbios 13, 4.

“El perezoso mete su mano en el plato, y ni aun a su boca la llevará”, Proverbios 19, 24.

“El deseo del perezoso le mata, porque sus manos no quieren trabajar”, Proverbios 21, 25.

“Pasé junto al campo del hombre perezoso y junto a la viña del hombre falto de entendimiento; y he aquí que por toda ella habían crecido los espinos, ortigas habían ya cubierto su faz, y su cerca de piedra estaba ya destruida”, Proverbios 24, 30-31.

“Dice el perezoso: El león está en el camino; el león está en las calles. Como puerta que gira sobre sus quicios, así el perezoso se vuelve en su cama. Mete el perezoso su mano en el plato; se cansa de llevarla a su boca. En su propia opinión el perezoso es más sabio que siete que sepan aconsejar”, Proverbios 26, 13-16.


/ 278 Articles

Alejandra Cardona

Editora General de Atrévete

One Comment

  1. weight loss plan

    Hi! I’ve been reading your weblog for a long time now and finally got the bravery to go ahead and give you a shout out from Lubbock Texas! Just wanted to mention keep up the great work!

    Reply

Leave a Comment

Your email address will never be published or shared and required fields are marked with an asterisk (*).

*

code