Dinero: necesario, un lujo o un afán

Alejandra Cardona

Tagged: , , , , , ,

Pedro trabaja horas extra para que no le falte “lo necesario”. Compró un carro último modelo, pero la alegría le duró poco, pues la gastritis no le permite disfrutar un solo día.  ¿Tendrá afán?

 

De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia Española, “afán” es el trabajo excesivo, solícito y congojoso.  Este último término se refiere a: fatiga, angustia y aflicción del ánimo.  De ahí podemos deducir que somos muchos y muchas las que llegamos a tener afán por el dinero.  De acuerdo con Melvy y Danilo De León, asesores de finanzas personales, las señales de una persona que tiene afán por el dinero son:

  • Trabaja en exceso.
  • Siente un deseo vehemente por adquirir cosas materiales.
  • Tiene afán por la vida, siempre quiere “un poquito más”.
  • Quiere olvidar los problemas económicos compensando con comprar cosas que no necesita pero la hace sentir bien. Para muchas personas la tarjeta de crédito aguanta con todo.
  • Siente incertidumbre.  Los problemas sociales y económicos hacen que viva con afán y enferma porque está confiando en sí misma.
  • Busca soluciones en sus propias fuerzas.
  • Viola los principios de vida lo que la lleva a endeudarse y a tomar decisiones equivocadas con respecto a las finanzas.
  • Presenta problemas de salud como gastritis, colitis, afecciones cardiacas y depresión.

¿Por qué se produce este afán?

Por la falta de contentamiento en la vida.  Estar contento es vivir agradecido por lo que tienes hoy, por el trabajo, la familia y los recursos, sin caer en el conformismo.  Sin embargo, en la actualidad, aun aquellos que cuentan con grandes fortunas continúan esforzándose por obtener más dinero o poder, comparándose siempre con otros, explica Ron Riffe, de la página web Cuttingedge.com

Riffe cita las palabras del escritor Mark Twain, quien dijo que había aprendido a tener contentamiento solo con lo mejor, y aunque en su momento el comentario pudo ser cómico, “el sentimiento expresado es un indicador de nuestra naturaleza humana depravada”.  El materialismo de hoy ha llegado a grados nunca antes vistos en la historia de la humanidad, agrega el autor, señalando además que las personas se han convertido en compradoras compulsivas.

Otra de las causas de este afán señaladas por los esposos De León es la falta de confianza en Dios. Cristo nos dio la clave del éxito aplicado en cada área de nuestra vida:  “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia y todas las demás cosas serán añadidas” (Mateo 6:33).

Y a estas causas hay que agregar que el afán también se produce por compararnos con otras personas y caer en codicia al desear obtener de inmediato lo que tiene el vecino; no ser pacientes, no esperar por lo que deseamos; vivir en un mundo de consumismo en el cual los medios de comunicación empujan el deseo de querer y tener más, y finalmente perder el enfoque de la vida.  En épocas anteriores disfrutar de la familia y los amigos era lo más importante, sin embargo ahora nuestra atención se ha desviado al deseo de tener y ahí concentramos nuestras fuerzas, tiempo y recursos, explica la pareja.

Pero el dinero es útil y no es pecado ganarlo

Como dijera un amigo, es más divertido tener que no tener, ¡y bien que ayuda tenerlo!, dicen los esposo De León.  Hay un principio bíblico que nos enseña que “raíz de todos los males es el amor al dinero”.  Este principio no dice que el dinero es malo, dice que raíz de los males es amar al dinero.  El problema es cuando te conviertes en esclavo del dinero.

En este sentido, Lucas Leys, presidente de Especialidades Juveniles, escribió en su blog acerca de la tendencia de usar el dinero para aparentar.  “¿Para qué compramos símbolos de estatus? Me refiero a cosas de marca. ¿Las compramos porque son mejores o las compramos porque la marca dice que tenemos dinero”.  En sus anotaciones resalta que muchos creyentes de Dios han predicado y creído que tener dinero es sinónimo de bendición, aclarando al mismo tiempo que tampoco es más espiritual ser pobre.

Leys resalta algunos hábitos en el consumo y manejo del dinero admirados en Warren Buffett, el segundo hombre más millonario del mundo, por ejemplo: vive en la misma casa pequeña que compró después de casarse hace 50 años, conduce su propio carro a todos lados, no tiene piloto ni guardaespaldas, y nunca viaja en avión privado, a pesar de ser el dueño de la compañía de aviones privados más grande del mundo.

Lo que hacemos mal

Teniendo en cuenta el estilo de vida humilde del señor Buffett, y de otros millonarios como Bill Gates, vale la pena reflexionar un poco en lo que estamos gastando.  Y de acuerdo con los esposos De León, los cinco errores más comunes en el manejo del dinero son:

  1. Gastar más de lo que nos ingresa.
  2. No tener presupuesto ni control de gastos.
  3. Vivir alejados de la realidad, es decir pretender una vida no acorde a sus ingresos.
  4. Vivir de la apariencia, gastando lo que no se tiene y comprando cosas que no se necesitan solo para complacer a gente que no nos interesa.
  5. Buscar ayuda hasta que estamos al borde del precipicio en las finanzas.

¿Cómo superar una crisis económica?

Cuando ya se ha caído en una crisis económica es necesario tomar medidas drásticas, no te puedes dar el lujo de decir “solo me doy este mi gustito”.  De hecho, poner en práctica las siguientes recomendaciones te ayudará a prevenir los problemas y vivir una economía estable:

  • Edúcate en el manejo de las finanzas personales, investiga, toma cursos, busca un asesor o consejero, invierte en libros de finanzas.
  • Elabora un presupuesto personal o familiar.
  • Ten control de tus gastos semanales, quincenales, mensuales y anuales, teniendo en cuenta que algunos pagos se realizan una o dos veces en el año.
  • Ahorra de poquito en poquito, como lo hacían los abuelos cuando guardaban dinero debajo del colchón.
  • Aprende a cubrir primero las necesidades como alimento, vestido, educación y salud, y deja los gustos y deseos para cuando tengas excedentes.
  • No gastes más de lo que te permiten tus ingresos.
  • Haz lo posible por ahorrar en comida, luz, teléfono y combustible.
  • Haz un plan para salir de las deudas.
  • Ten disciplina, autocontrol y dominio propio para cumplir todos estos consejos.

 

“No os afanéis pues diciendo:  ¿Qué comeremos o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.  Más buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”, Mateo 6:31-33.

 

Entrevistados: Danilo & Melvy de De León, consejeros matrimoniales, asesores en finanzas personales, desarrolladores de líderes, empresarios, profesionales y de negocios, fundadores de Ministerios Oasis; teléfonos: 5512-8253 y 4151-4114, correo electrónico:  oasis.ministerios@gmail.com

Sitios web consultados: http://www.lucasleys.com/blog/?p=268  www.cuttingedge.com

 

/ 278 Articles

Alejandra Cardona

Editora General de Atrévete

2 Comments

  1. Melvy De Leon

    Querida Ale, te quedo muy lindo el articulo, felicitaciones por el lanzamiento de la pagina. Dios hara grandes cosas!!! SALUDOS

    Danilo y Melvy

    Reply

    • Alejandra Cardona

      Las felicitaciones son para ustedes que son los expertos en el tema, pero esperamos en Dios que la página sea útil a cada persona que necestia leer esta información. Saludos.

      Reply

Leave a Comment

Your email address will never be published or shared and required fields are marked with an asterisk (*).

*

code