Empezar el 2016 con un corazón limpio

Alejandra Cardona

Tagged: , , , , , , , ,

Seguramente has escuchado frases, canciones y personas que dicen “sigue lo que te dice tu corazón”, pues ese es el peor consejo si quieres tomar buenas decisiones en 2016. Resulta que “engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso, ¿quién lo conocerá?” (Jeremías 17,9). De hecho, Jesús dijo que del corazón salen pensamientos malvados, homicidios, adulterio, fornicación, hurtos, mentira y blasfemias (Mateo 15, 19). Si lo piensas bien, es un órgano fácil de corromper ya que está conectado con nuestras buenas y malas pasiones.

La clave está en eliminar las malas emociones y dejar espacio para que prosperen los buenos deseos. ¿Cómo lograrlo? Piensa en la lavadora de ropa, ahí se mezclan prendas con polvo, tierra, grasa, restos de comida, manchas de algún líquido y otras partículas. Pero lejos de ser un depósito de ropa para desechar, es donde el agua, el jabón y el movimiento trabajan en conjunto para dejarla limpia y olorosa. De igual manera a nuestro corazón llega todo tipo de pasiones, y es mediante la palabra de Dios, la oración y el Espíritu Santo que puedes desechar todo lo que te contamina para presentarte al mundo como una persona limpia, pura, agradable y que despide buen olor.

ropa_destenida

LA PALABRA QUE LIMPIA

Empecemos con una probadita del primer purificador: la palabra de Dios. Dice Proverbios 19, 8: “El que adquiere cordura a sí mismo se ama, y el que retiene el discernimiento prospera”. ¿Has profundizado en qué es la cordura? Pues resulta que esta palabra viene del latín “cor”, que significa corazón, y del sufijo “ura”, relacionado con actividades que se derivan del corazón (un ejemplo sería escultura, actividad que ejecuta el escultor). El diccionario de etimologías de Chile explica que “para los antiguos, el corazón no era solo una bomba de sangre, sino que creían que se trataba del centro de la vida, la mente y el alma”. Por lo tanto, cordura es aplicar la mente y la prudencia a las situaciones de la vida que afectan tu corazón. Y según lo indica el proverbio, vivir con cordura es una forma de mostrarte amor a ti mismo.

138182274

EL QUE DISCIERNE, PROSPERA

No pienses en que prosperidad es igual a carro nuevo o casa lujosa, ciertamente éstos se derivan del éxito en nuestra economía, pero la prosperidad es sinónimo de triunfar en cualquier área de la vida, por lo tanto la puedes aplicar al matrimonio, los estudios o cualquier otro proyecto. ¿A qué se refiere entonces Proverbios 19, 8 cuando dice “el que retiene el discernimiento prospera”? Seguramente has visto cuando un cocinero cierne la harina o un albañil cierne la arena, ambos con el objetivo de separar cualquier materia que contamine la mezcla. De la misma manera, discernir viene del prefijo “dis” (separación) y del verbo latín “cernere” (cernir), es decir que “discernere” o discernir es distinguir, separar, dividir las cosas, decidir.

5249925923_92e6dc7374

Si quieres que tu vida prospere necesitas tener un corazón limpio, sin grumos formados por la envidia, el rencor, la frustración, la avaricia, la ambición, la perversidad sexual o el odio. No es que esas emociones negativas nunca más van a ensuciar tu corazón, lo intentan hacer una y otra vez con todos, al igual que la contaminación ambiental, pero tú decides si las dejas habitar en tu corazón, lo cual sería como auto sabotearse, o las vas a pasar por el proceso de lavado (necesitarás leer la Biblia, orar y pedir revelación al Espíritu Santo) para desecharlas. Recuerda que es por amor a ti mismo tomar las decisiones correctas este año y vivir con un corazón de donde provengan palabras y acciones de bien.

/ 278 Articles

Alejandra Cardona

Editora General de Atrévete

Leave a Comment

Your email address will never be published or shared and required fields are marked with an asterisk (*).

*

code