¿Tristeza, soledad y enojo? Recibe ayuda antes de caer en depresión

Alejandra Cardona

Tagged: , , , , , , , ,

Por Eugenia Villalta.

En la actualidad muchas personas están sufriendo de depresión sin saber lo que realmente les está sucediendo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de 350 millones de personas en el mundo padecen este trastorno.

La depresión es una alteración del estado de ánimo, en la cual intervienen factores biológicos, psicológicos y sociales. Cuando el cerebro es afectado por la baja de los neurotransmisores dopamina, serotonina y otros (responsables del comportamiento humano), puede darse lugar a la depresión, agravándose sí el entorno social en el que el individuo está viviendo es inadecuado; lo que a su vez repercute en el aspecto psicológico. Se da tanto en hombres como mujeres y es la principal causa mundial de discapacidad, aunque afecta en mayor número a las mujeres.

Ésta enfermedad altera el estado emocional y la salud mental de las personas, perdiendo el sentido de vida y a la vez sintiendo tristeza y desesperanza, hasta llegar la inutilidad; luego se manifiesta en el cuerpo, trayendo quebrantos de salud, al extremo de imposibilitar a la persona a desenvolverse con normalidad en sus actividades de forma general.

La depresión avanza progresivamente, pero puede pasar inadvertida por la familia y ser evidente cuando ya sus áreas sociales y laborales están deterioradas.

Muchas veces la persona enferma esconde los síntomas, hasta donde le sea posible, tal es el caso en los hombres, ya que algunos creen que esto pasará pronto y que todo volverá a ser como antes, sin buscar ayuda. Una posible razón cultural, es que los hombres no deben hablar de lo que sienten porque eso puede mostrarse como una debilidad, lo que puede manifestarse en agresividad, consumo de alcohol, drogas o exceso de trabajo, tratando así de no afrontar la situación. En las mujeres es común que se presente en alteración de la conducta alimenticia, perdiendo el apetito o bien excediéndose en el consumo de alimentos.

Para que una persona sea diagnosticada con depresión deberán presentarse casi a diario como mínimo cinco de los síntomas que a continuación se describen, incluyendo uno o dos necesariamente (DSM IV TR):

Pérdida de interés en hacer actividades que a la persona le proporcionaban placer y ahora ya no. Entre otros síntomas comunes se encuentran: aumento o disminución de peso/ apetito, la persona deja de comer o bien incremento en la ingesta de alimentos. Trastorno del sueño que puede presentarse con la interrupción del sueño, o dormir más de lo acostumbrado; movilidad lenta o agitada, fatiga o cansancio y pérdida de energía.

Puede tener sentimientos de culpa, por pequeñas cosas, de la misma forma sentirse inútil y tener falta de concentración para tomar decisiones. Cuando una persona está atravesando por un trastorno depresivo, puede llegar a tener ideas suicidas recurrentemente.

Es importante tomar en cuenta la interferencia de los síntomas con el funcionamiento cotidiano, y que estos no sean debido al uso de medicamentos, drogas o una condición médica general; y que no sean asociados a la pérdida de un ser querido ocurrida en un período menor de dos meses.

De acuerdo a la manifestación de los síntomas y la intensidad de los mismos, los episodios depresivos pueden clasificarse como leves, moderados o graves. En estos casos será depresión unipolar.

Cuando hay un buen diagnóstico, la depresión puede ser tratada exitosamente con el tratamiento adecuado, para ello se recomienda que el paciente sea tratado de forma profesional. “Los tratamientos psicosociales son eficaces y deberían ser los de primera elección en la depresión leve. Los tratamientos farmacológicos y psicológicos (psicoterapia) son eficaces en los casos de depresión moderada y grave. Los antidepresivos pueden ser eficaces en la depresión moderada a grave, pero no son el tratamiento de elección en los casos leves, y no se deben utilizar para tratar la depresión en niños ni como tratamiento de primera línea en adolescentes, en los que hay que utilizarlos con cautela, de no tratarse a tiempo o adecuadamente, “En el peor de los casos puede llevar al suicidio, que es la causa de aproximadamente 1 millón de muertes anuales.” (OMS 2012).

 

Eugenia Villalta

Licda. MSM.

euvillalta@viplenitud.org

Foto: www.rinconpsicologia.com

/ 278 Articles

Alejandra Cardona

Editora General de Atrévete

Leave a Comment

Your email address will never be published or shared and required fields are marked with an asterisk (*).

*

code