Mamás, ¡a reír!

Alejandra Cardona

Tagged: , , , , , , , , , ,

El tráfico, las libras de más, los berrinches, los pagos pendientes, el trabajo atrasado, ese tema que nos hace discutir con la pareja o la ausencia de la misma amenazan con extinguir nuestro buen humor y, además, dejarnos algunas arruguitas. ¡Alto! Es momento de tomar conciencia acerca de la importancia de reír, no solo esta fecha especial en conmemoración de la madre, sino cada día. Y de ello nos habla Ericka Ruiz, risoterapeuta venezolana, radicada en Miami y expositora en una de las conferencias organizadas por Tuti Furlán y su empresa Iniciativa T.

Muchas veces aspectos tan banales como la apariencia externa puede causarnos estrés y mal humor. Pero cuando cambiamos el enfoque de los problemas y buscamos el lado positivo y cómico de las situaciones, sin perder la responsabilidad, somos capaces de reírnos de nosotras mismas, lo cual aumenta la autoestima porque nos estamos reconciliando con nosotras mismas, explica Ruiz.

“Culturalmente nos han dicho que al crecer debemos enseriarnos, lo cual no es lo mismo que ser responsables, y de ahí que hay tanta gente seria pero no responsable”, reflexiona Ruiz. Al ser capaz de reírte de ti misma no solo aumentas tu autoestima, como lo mencionamos, sino también te puedes relacionar mejor con las demás personas.

Está científicamente comprobado que el cuerpo toma la señal de la risa para generar endorfinas u hormonas del bienestar. Así que deberíamos esforzarnos por reír cinco minutos antes de levantarnos de la cama y antes de regresar a ella por las noches. No se trata de una risa falsa, sino más bien intencionada.  “Es tener la disposición para reír como ejercicio, porque estamos acostumbrados al chiste o a una situación cómica, pero en el momento que provocas intencionalmente la risa, ésta se convierte en ejercicio aeróbico y cardiovascular”.

Cuando reímos dejamos  entrar al aire y exhalamos por más tiempo, lo que permite el cambio de oxígeno. Es una respiración larga y pausada como la que hacemos cuando vamos a un lugar que nos agrada. Y todo lo contrario de cuando estamos estresadas o vemos una película de terror, lo primero que hacemos es aguantar la respiración.  Esto no solo dificulta la oxigenación, sino que por ende nos provoca problemas de memoria y puede hasta causarnos dolores de cabeza, explica la experta.

Actualmente, el 70% de las enfermedades en el mundo, tales como: presión arterial alta, males cardíacos, ansiedad, depresión, gripas, migraña, úlceras, insomnio, alergias, asma, enfermedades estomacales, e incluso el cáncer, están relacionadas con el estrés. Y la risa es una de las principales armas contra el estrés.

A reír con los más pequeños de la casa

“Los niños nos llevan ventaja porque no tienen pena reír a carcajada, empiezan un chiste y no pueden terminar de contarlo. Lo mismo sucede con los bebés, se ríen antes de hablar, incluso ante situaciones de estrés como una reacción de la defensa del cuerpo”, señala Ruiz.

Por eso la recomendación para que la relación con nuestros hijos sea aún más especial es reír con ellos. Y para lograrlo tenemos que ser intencionales, programando una actividad de cinco minutos en la dinámica familiar cuando ellos llegan del colegio o cuando regresamos a casa después del trabajo. Es necesario hacer una pausa para romper con la carga del estrés por el trabajo o el tráfico, por ejemplo hacerse cosquillas todos acostados sobre la cama o una alfombra.

El amor florece cuando hay risa de complicidad

Cuando te ríes hay confianza y ésta es básica para llegar a la complicidad. Además, la risa te da ese buen estado de ánimo que atrae a las personas porque el buen humor y pasarla bien une a la gente. Por otra parte, hay situaciones que no ameritan ser discutidas y cuando las ves desde la perspectiva de buscar solución, y ríes en lugar de fruncir la frente, reduces los momentos de estrés con tu pareja. Todo lo contrario al entrenamiento militar con el que a los soldados se les habla duro. Si quieres un hogar donde las personas respondan de forma razonable, cariñosa, comprensiva y cariñosa, debes empezar por actuar de esta forma.

Reír en el trabajo, ¿por qué sí?

Volviendo a que la risa genera confianza, ésta favorece mejores equipos de trabajo y, por ende, mejores resultados en cuanto a producción. “La gente que se ríe y trabaja junta, lo hace mejor. Algunas empresas buscan estos talleres de la risa para reducir el estrés laboral, mejorar la productividad y estimular la creatividad. Las empresas hoy quieren creatividad, y si no eres creativa te quedas atrás. Al reírnos sin chiste estamos dando descanso al lado lógico del cerebro y  forzando el lado creativo del mismo. De hecho, después de algunas terapias de la risa se han reportado mejoras en sesiones de trabajo y productos nuevos, incluso empresas reconocidas como Google han ofrecido a sus empleados este tipo de reuniones”, cuenta la risoterapeuta.

Reír correctamente, ¿cómo así?

Con el fin de reír no se vale burlarse de las demás personas o hacer una mueca de labios afuera. De acuerdo con Ruiz, es importante que al reír también aprendamos a respirar profundamente. Así como el automóvil necesita gasolina, el cerebro necesita oxígeno y lo necesita 25 por ciento más que el resto del cuerpo.

Si te enfocas en vivir el día con una actitud positiva y sumas pausas de dos o tres minutos para la risa incondicional, lograrás sentirte renovada. Esto porque la risa es como una vacación y cuando vas de vacaciones no llevas problemas. Por el contrario, el estrés hace que la mente vaya muy rápido, estamos en el trabajo pensando en que es tarde o es temprano, en pasar por los niños, hacer una llamada o ir al supermercado y tenemos siempre la mente ocupada.

Ruiz cita al escritor colombiano Camilo Cruz, quien indica que una persona se habla a sí misma un promedio de 14 horas, y si los mensajes de los que se está alimentando no son positivos, los resultados tampoco serán fructíferos. Así que una actitud positiva, pausas para la risa, una buena respiración, aplaudir palma a palma y dedo a dedo para activar la circulación y levantar los brazos, acción que está asociada con la victoria, son pequeños ejercicios que pueden transformar una jornada rutinaria y extenuante en una vida más placentera.

Recuerda que generar vida no es solo dar a luz sino también transmitir a tus pequeños ilusión por alcanzar sus sueños y darle sentido a su existencia, así que una de las formas más prácticas de mejorar la calidad de vida en el hogar es aumentando la risa y la empatía.

“No hay mejor medicina que tener pensamientos alegres. Cuando se pierde el ánimo, todo el cuerpo se enferma”. Proverbios 17, 22.

 

Fuente: Erika Ruiz, risoterapeuta venezolana, certificada en Laughter Yoga y miembro de la Asociación Americana del Humor, entrevistada por cortesía de Iniciativa T.

Foto: parenting.co.il

/ 278 Articles

Alejandra Cardona

Editora General de Atrévete

Leave a Comment

Your email address will never be published or shared and required fields are marked with an asterisk (*).

*

code