El deleite por jugar con las letras a los nueve años, inventar historias y dejar por escrito los acontecimientos, se convirtió en una profesión satisfactoria al llegar a la mayoría de edad. Las herramientas dadas en la universidad, la maestra “experiencia” y la chispa de vida que se desprende de la Palabra de Dios me llevaron a ir más allá del trabajo que día a día hacía en una revista dirigida al público femenino.

Era el tiempo para emprender y no lo hice sola, mi socio idóneo (Giovani Gutiérrez) y buenos amigos (Carlos Salguero y Cinthia Sagastume, de Feeling Group) se unieron al proyecto que adquirió nombre: “Atrévete”.  Ser atrevido no es ser insolente, “Atrévete” es una invitación a correr el riesgo de vivir con valores morales y principios bíblicos en una cultura decadente. De la impresión pasamos a la versión digital y de revista a Agencia de Contenidos y Diseño, por lo que sabemos que ¡esta historia continuará…!

Alejandra Cardona de Gutiérrez