Para emprender rompe tu propia marca

Alejandra Cardona

Tagged: , , , ,

“Todo el mundo quiere ir al cielo pero nadie se quiere morir”, esta frase demuestra la actitud de la mayoría de personas en los negocios y en cualquier otra área de su vida. ¿Qué hay respecto a ti? ¿Cuánto estás dispuesta a luchar para poner ese negocio que tanto sueñas o para hacerlo crecer en caso ya lo tengas?

La diferencia entre alguien que realiza sus sueños y alguien que no, es que el primero tiene la disposición para hacer lo que sea para llegar hasta ahí, y el segundo no. De acuerdo con Kim Kiyosaki, autora del libro “Mujer millonaria”, los cuatro tipos de personas en que se puede dividir el mundo son: aquellas que deben tener la razón, las que deben permanecer cómodas, las que deben ganar y las que deben gustar. La autora se reconoce en el equipo de quienes deben ganar y para lograrlo hay que salir de la comodidad. La prueba más reveladora para un ganador o perdedor, de acuerdo con Kiyosaki, es cómo se  responde ante la adversidad.

Las preguntas para ti son: ¿qué haces cuando te hallas bajo presión?, ¿retrocedes?, ¿te das por vencida o te arremangas y te pones manos a la obra? Y al final, ¿continúas avanzando? Esa respuesta, cuando las cosas se complican, es lo que marca la diferencia entre ser una persona rica o pobre.

No lo intentes sola

La verdad es que cuando las cosas se ponen difíciles, perseverar es una palabra que pesa demasiado como para soportarla, por eso a veces se necesita de un entrenador. Kiyosaki afirma tener entrenadores en muchas áreas de su vida: negocios, inversiones, presentaciones, acondicionamiento físico y desarrollo personal. Estas personas hacen que responda a un nivel de exigencia alto, por ejemplo cuando su entrenador físico le dijo que tomara la pelota roja para tu siguiente serie de ejercicios, ella atravesó el gimnasio y se inclinó para recoger la pelota esperando que fuera bastante ligera. Pero era mucho más pesada que la azul y la amarilla, que eran las pelotas a las que estaba acostumbrada.

El entrenador le dijo: “Muy bien, quiero que hagas 20 arremetidas con la pelota por encima de tu cabeza. Luego, haz 20 abdominales y al final 20 sentadillas”. Kim lo miró molesta y se fue a trabajar. Regresó jadeando, pero orgullosa de haberlo logrado y lista para continuar con un ejercicio más fácil. En vez de eso, el entrenador le dijo: “Buen trabajo. Ahora haz otras dos series”. Ella protestó: “¿Dos series más?”. Su entrenador sonrió y le dijo: “¿Me pagas para que te sostenga la mano o para obtener resultados? Es tu decisión”. En silencio, Kim se dio la vuelta y se fue con la pelota roja a empezar su  siguiente serie de ejercicios.

Ahí fue cuando Kiyosaki se dio cuenta de que a menudo elegimos los retos o las metas más sencillas, porque es más fácil y cómodo. Pero para obtener lo que queremos, tenemos que asumir desafíos más duros.

Así que las preguntas que debes plantearte son:

-¿Qué es aquello que, si lo hiciera hoy, mejoraría mi vida dramáticamente?

-Una vez que lo hayas descubierto, pregúntate: ¿Realmente estoy dispuesta a hacer lo que necesite para lograrlo?

Es momento de crecer

En nuestro país, el tema del emprendimiento ha cobrado auge gracias al énfasis en la capacitación, la cual es vital para el desarrollo de cualquier empresa. Sin embargo, la mayoría de los emprendimientos surge por una necesidad económica, más que por un propósito, y de ahí que siete u ocho de cada 10 desaparecen antes del tercer año.

Pero así como en la prueba se ve de qué estamos hechos, en la práctica del emprendimiento se ponen a prueba los conceptos y el carácter de una emprendedora.

Si estás por abrir tu negocio o ya eres propietaria, te compartimos los consejos de Kim Kiyosaki da para el crecimiento de una empresa:

  1. Establece una meta de crecimiento, por qué quieres ganar terreno en el mercado y  hacer dinero. Las personas más millonarias han centrado su atención en un propósito más trascendental que lo monetario.
  2. Infórmate y capacítate. Asiste a seminarios para aprender el lenguaje financiero. Lee libros de negocios, asóciate con las personas correctas, que te apoyen en tus sueños y busquen mejorar.
  3. Crece profesionalmente y enfrenta los retos que salgan a tu paso.
  4. Pon tu dinero a trabajar. Si temes invertir todo, ahorra una cantidad, pero haz que el resto trabaje para ti, de manera que obtengas rendimiento, por ejemplo formando parte de un negocio que necesita inversionistas para crecer.
  5. Equivócate para que puedas aprender y seguir desarrollándote

 “Esfuérzate y se valiente, porque tú serás quien reparta a este pueblo…”, Josué 1, 6.

 

Consejos para emprender en pareja

  1. Definan cuánto arriesga y cuánto gana cada uno, así como las funciones que tendrán.
  2. Establezcan acuerdos antes de empezar o tan pronto como el negocio esté sobre ruedas, respetando el punto débil de cada uno.
  3. Compartan con los hijos lo que van aprendiendo en el camino.
  4. Analicen cómo podrían perjudicar o beneficiar al negocio con las decisiones diarias y las más trascendentales.
  5. Luchen juntos por la meta, lean los mismos libros y asistan a grupos de inversionistas.

Extraído de: negociosyemprendimiento.org Foto principal: informe21.com Foto pareja: sonpareja.com

 

/ 278 Articles

Alejandra Cardona

Editora General de Atrévete

Leave a Comment

Your email address will never be published or shared and required fields are marked with an asterisk (*).

*

code