VIH positivo, ¿y ahora qué?

Alejandra Cardona

Tagged: , , , , , , , , , , ,

Este fue el diagnóstico que recibió Mark González hace 10 años. Ahora trabaja para orientar a personas que han adquirido el Virus de Inmunodeficiencia Humana y la prevención del mismo. Aquí algunos de sus consejos.

 

El VIH no distingue edad, nivel socioeconómico, grupo étnico, credo ni profesión.  Tanto así, que de acuerdo con un informe de ONU-sida, cada día se diagnostican 21 casos nuevos en Guatemala. Mark fue uno de ellos, trabajaba en una vidriera cuando se enteró que era portador del Virus. Debido a problemas de salud renunció a su trabajo y su estado físico se deterioró al punto de estar ocho días en estado de coma. Una vez salió del peligro de muerte, recuerda haber sido discriminado incluso por los mismos médicos de un hospital privado, tiraron su ropa y marcaron los platos que usaba con su nombre. Pero el golpe más duro fue cuando en su propia familia le negaron la oportunidad de compartir con sus sobrinos.  

Mark González llegó a pesar menos de 83 libras y estuvo ocho días en estado de coma. Lleva 10 años con VIH pero hoy disfruta el propósito de su vida: ayudar a personas con este virus y contribuir a prevenirlo.

Poco tiempo después fue llevado al Hospicio San José, donde se da atención a niños con VIH/sida.  En ese lugar alguien le dijo que estaba ahí para pasar tranquilo sus últimos días.  En 48 horas habían muerto cinco personas, pero él estaba decidido a vivir.  “Si uno tiene el deseo de vivir es porque Dios tiene un propósito para nuestra vida.  Me di cuenta que no solo había estado en el filo de la vida y la muerte, sino también aprendí a valorarme como persona, me pregunté qué podía hacer por los demás y decidí trabajar por la juventud”, comenta. 

Hoy, además de lucir saludable, Mark es miembro de Gente Positiva, una organización sin  lucro que brinda información acerca del VIH/sida. Parte de su labor es dar consejos en prevención y tratamiento de este mal. Estas son algunas de sus recomendaciones para quien acaba de recibir el diagnóstico:

-Recuperar la salud

Si estás afiliado al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social y tienes tus cuotas al día, el seguro social cubre los medicamentos y atenciones necesarias de por vida. Aun se dejen de pagar las cuotas tiempo después de recibir el diagnóstico.  Otra opción es recurrir a la Clínica 17 del Hospital Roosevelt o a la clínica Luis Ángel García del Hospital General, donde se proporcionan los medicamentos necesarios, pues cada frasco de medicamentos para un mes puede costar entre US$200 y US$500.

En caso de tener sospecha de ser un portador de VIH, puedes acudir a una de las Clínicas de Atención Integral ubicadas en Petén, Puerto Barrios, Sacatepéquez, Escuintla y otros departamentos, para someterte prueba gratuita.

Con el objetivo de prevenir las muertes, en la actualidad a partir de las 300 células de defensa CD4 en el organismo, los médicos suelen recetar los medicamentos necesarios para mantenerse estable. Afortunadamente los medicamentos de ahora tiene menos efectos secundarios que los de antes y  en algunos casos una sola gragea contiene la triterapia necesaria.

“Si el médico dice que te vas a morir, no le hagas caso, pues él no puede dar la palabra final”, resalta Mark.  Se puede lograr mucho cuando se decide vivir y estar bien. Para ello:

-Se deben tomar los medicamentos todos los días y en las horas indicadas, pues una interrupción en el tratamiento podría significar la ineficacia del mismo.

-No ingerir alcohol.

-No fumar.

-No desvelarse  y menos trasnochar.

-Es necesario practicar hábitos de higiene como el baño diario para eliminar las toxinas que los medicamentos expulsan por los poros de la piel.

-Se debe ingerir suficiente agua potable.

-Evitar el consumo de grasas que pueden interrumpir el efecto de los medicamentos.

-Tomar las medidas necesarias para cuidar la salud como protegerse del frío.

– Es imprescindible el uso de preservativo al tener relaciones sexuales para evitar la propagación de la enfermedad o adquirir una infección.

 ” Las personas no deben dejar de tomar sus medicamentos, porque si bien es cierto que Dios sana, también Dios ha creado a los médicos y las medicinas para nuestro bien, y éstas son necesarias para mantenernos estables”.

-Buscar formas de ingreso económico

Obtener recursos económicos es un gran reto cuando se padece una enfermedad que imposibilita el desempeño físico o intelectual. Sin embargo, este no debería ser el caso para personas con VIH que se encuentran en situación estable. “Somos personas productivas, no mediocres”, resalta Mark. Y es que encontrar un trabajo estable es una necesidad más grande cuando se tienen hijos o se es el sostén de los padres.

En muchos casos los contratantes no están dispuestos a tener entre su personal a personas que padezcan este virus, a pesar de que el Decreto 27-2000* del Congreso de la República de Guatemala deja claro que podrían ser demandados por discriminación. Es por eso que algunas personas seropositivas han tenido que pasar experiencias indeseables como tratar de engañar al polígrafo durante una entrevista de trabajo o se han resignado a ser asiduos visitantes de los comedores solidarios.

De acuerdo con Mark, algunos de los avances en este sentido son conversaciones con miembros del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras, Cacif, para crear programas que faciliten la inserción laboral de estas personas.

Un dato importante generado por la Organización Internacional del Trabajo, OIT, es que el 75 por ciento de las personas que viven con VIH en el mundo están en edad productiva y laboral. Es por esto que en varios países se ha empezado a implementar la iniciativa “Empresas comprometidas en la respuesta al VIH/sida”. Ésta tiene como objetivo eliminar la discriminación en el ámbito laboral de personas que viven con VIH, generar estrategias de prevención del VIH/sida y la promoción de los derechos humanos de los empleados, sus familias y comunidad; promover acciones proactivas y responsables que permitan fortalecer la empleabilidad de personas con VIH a través de capacitaciones y pasantías que mejoren sus competencias laborales. Algunas de las empresas comprometidas son Coca Cola Argentina, L’Oréal, IBM y Starbucks. Para más información al respecto puedes visitar la página www.compromisolaboralvih.org

-La armonía familiar

A pesar de que han transcurrido más de 20 años desde que el VIH fue dado a conocer y se ha explicado acerca de sus formas de transmisión, prevención y tratamiento.  Decir que se es portador de VIH aún no es fácil. Mark recomienda mucha discreción incluso entre amigos y familiares, pues la noticia nunca es bien recibida y a las personas les cuesta aceptarla. Las personas cercanas empiezan a preguntar por la salud cuando ésta se deteriora notablemente u observan la gran cantidad de medicamentos que la persona seropositiva debe consumir.

Una vez se decide informar a un amigo o pariente acerca de la enfermedad, es necesario brindar información complementaria acerca del VIH/sida para que reaccionen de la mejor manera y no por ignorancia cometan el error de discriminar.

-La salud emocional es lo primero

La discriminación por ser portador de VIH se da a todo nivel, en las familias, en los centros de estudio, en las iglesias, en los hospitales y hasta en los bufetes cuando se busca poner una denuncia por discriminación, afirma Mark. Así que “todos los días se debe pedir fuerzas a Dios para ignorar lo que la gente diga, saber que somos importantes para la sociedad y valorarnos como personas”. Además es importante acercarse a organizaciones que trabajan el tema del VIH/sida o de los derechos humanos para ampliar los conocimientos acerca del desarrollo del Virus, así como de sus derechos. 

El mejor medicamento, concluye Mark, es el cariño de la familia y la gente en general.

————————————————————————————————–

Cero muertes relacionadas con el sida

En el marco del Día Internacional contra el VIH/sida, ONU-sida presenta la estrategia “Llegar a cero 2011-2015”, la cual tiene entre sus objetivos cero infecciones por VIH, cero discriminación y cero muertes relacionadas con el sida. Este último objetivo implica proporcionar acceso universal a la terapia antirretrovírica a las personas seropositivas que reúnen las condiciones para recibirla, reducir a la mitad las muertes a causa de tuberculosis entre las personas que viven con el VIH y garantizar que las personas seropositivas y los hogares afectados por el Virus se incluyan en las estrategias de protección social nacionales y tengan acceso a servicios básicos de atención y apoyo.

¿Crees que Guatemala está preparada para este reto? Te invitamos a comentar y hacer tus propuestas.

 

*Decreto 27-2000, Ley general para el combate del Virus de Inmunodeficiencia Humana, VIH, y del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, sida, y de la Promoción, protección, prevención y defensa de los derechos humanos ante el VIH-sida: Artículo 37. Se prohíbe la discriminación de las personas que viven con VIH/sida, contrario a la dignidad humana, a fin de asegurar el respeto a la integridad física y de psíquica de esas personas.

 

Entrevista: Mark González, de Gente Positiva, teléfono 2474-4198, www.gentepositiva.org.gt Con información de: www.unaids.org/es   Foto: Grupo Atrévete

/ 278 Articles

Alejandra Cardona

Editora General de Atrévete

Leave a Comment

Your email address will never be published or shared and required fields are marked with an asterisk (*).

*

code